PN

Nacional B / Noticia

Pablo Lunati: "Los dirigentes del ascenso lo adoraban a Grondona pero no lo pueden decir"


El ex árbitro pasó por los especiales de Todo Ascenso en Instagram con la conducción de Ezequiel Biondo y habló de todo, sus comienzos en el arbitraje, sus recuerdos en su etapa en el ascenso, sobre Julio Grondona, el arbitraje, etc.

¿Cómo empezó en el arbitraje?
"Empecé en el arbitraje por un playero de una estación de servicio que había en Santos Lugares, Jorge Naon, que era juez de linea de Primera División. Él me insistió para que haga el curso durante 2 años hasta que un día lo empecé. Entré seguro que iba a llegar a Primera, sabia que si en el algún momento veía que no daba por condiciones iba a dejar. Llegar a ser árbitro de Primera en el fútbol argentino no es fácil y estuve durante 14 años, tenés que dejar muchas cosas, me perdí cumpleaños de mis hijos, muchas veces no estuvo el día del padre, tenés que entrenar todos los días, tenés que ser muy profesional para llegar y mantenerte, no es fácil. Estoy muy conforme con mi carrera".

¿Cómo recuerda sus comienzos en el ascenso?
"La D y la C la pasé rápido, pero estuve 5 años en la Primera B, que jugaban Nueva Chicago, Chacarita, Almirante Brown, Moron, Temperley, All Boys, Estudiantes, Defensores de Belgrano, Excursionistas. El que dirigía la B podía dirigir en Primera, porque era una B compleja y picante".

¿Cual fue su mejor anécdota en el ascenso?
"La final Temperley vs Defensores de Belgrano en 2001. Un partido que tenia un clima raro desde antes del partido, se hablaba que la hinchada de Temperley iba a hacer algo, un partido picante que llega al entretiempo con un expulsado de cada lado. Cuando voy al túnel me dicen que a Hugo Rodriguez, jugador de Defensores, un barra le había roto el tabique. Ahí se pudre todo, la policía me hablaba mal y el jefe del operativo no aparecía. Hasta que me golpea la puerta un tal comisario Omar Paris y lo termino echando del vestuario. La gente golpeaba la puerta del vestuario que da la calle. Estaba todo podrido. Yo lo llamaba a Castrilli que estaba a cargo de la Comisión de Investigaciones de Seguridad en el Deporte y nunca me atendió. Hasta que aparece el juez de la nación Buen Roca, que yo lo conocía porque en la cancha de Huracán era el que atendía a los árbitros, y me vino el alma al cuerpo. Gracias a él pudimos salir de la cancha, nos cascotearon todo el patrullero, y terminamos todos en la comisaria. Después Omar Paris me denuncia, pero resulta que 4 años después veo en las noticias que lo agarraron por pirata del asfalto".

¿Cómo era su relación con Grondona?
"Con Julio Grondona me llevaba bien, me peleaba mucho con él pero siempre con respeto. Grondona era políticamente muy bueno, por eso los dirigentes del ascenso lo adoran, pero no lo pueden decir públicamente".

¿Su relación con la dirigencia arbitral?
"A mi los gremios me importan tres carajo, por eso renuncié a los sindicatos. Yo fui el único árbitro en dirigir sin sindicato, renuncié porque Marconi me querían obligar a usar cierta ropa. A mi me importan los pibes, los árbitros. Cuando tuve que ir a hablar por uno por la viste, fui, cuando tuvo que ir a hablar por publicidad para los árbitros, fui, por eso los árbitros tienen La Nueva, cuando tuve que ir hablar por ordenar las pretemporadas, fui".

Todo Ascenso