PN

Nacional B / Noticia

Hugo Neira: De Quilmes a El Salvador


Hoy presentamos a un hijo de las inferiores cerveceras, de la misma camada de Ribicchini, Kergaravat, Escalante, Orengo y Kalujerovich. Supo tener una gran trayectoria en el fútbol, participar en los medios y hoy se encuentra trabajando en tierras centroamericanas. Nos cuenta en primera persona.

Nombre: Neira, Hugo Damián
Nació: 28.9.1966 en Quilmes
Posición: Volante y defensor
Trayectoria: Quilmes, Defensa y Justicia, Atlanta, Lota de Chile, Linqueño, Escuintla de Guatemala, Alianza de El Salvador, Estudiantes de Olavarria, Estudiantes de Río Cuarto, Linqueño y Paso de los Libres.

Su trayectoria
"Mi carrera comenzó a los 9 años en Quilmes un año antes de oficialmente infantiles empezar. Allí jugué con Marcelo Ribicchini y Walter Parodi. Seguí inferiores y en 1983 llegué al plantel de primera. Debute en 1985 con un equipazo dirigido por Hugo García. Seguí 18 años más. Me fui a Lota Schwager de Chile, volví en Linqueño. Jugué en Guatemala, El Salvador, Estudiantes de Olavarria y Río Cuarto hasta Paso de Los Libres. Comencé a dirigir inferiores de Argentino de Quilmes y equipos de profesionales (abogados de Quilmes) y en 2012 el Federal B. Fui a El Salvador Como ayudante de Daniel Messina y ahora estoy como técnico principal".

¿Cuál fue su mejor momento?
"Creo que mi mejor momento fue acá en El Salvador, jugando para Alianza, uno de los equipos grandes. Jugué dos temporadas, en la 92-93 fuimos subcampeones nacionales y llegamos a octavos de final de CONCACAF, y en la 93-94 fuimos campeones nacionales y jugamos el cuadrangular final de CONCACAF que ganó Cartaginés de Costa Rica por diferencia de gol, o sea estuvimos a un pasito de jugar con Vélez por la Interamericana".

Su recuerdo del ascenso de 1987 con Quilmes
"Para mi ser campeón con el equipo del que soy hincha y en el que estuve desde los 9 años lo disfruté mucho. En las charlas y seminarios siempre lo pongo como ejemplo, junto con el del Tigre Gareca que fue campeón en el final de su carrera con Independiente. Salí campeón en mi segunda temporada como profesional. Y hacerlo con el equipo del que sos hincha es inolvidable".

¿Cuál fue su mejor compañero del fútbol?
"Tengo una excelente relación con los muchachos de Quilmes de 1987. También con los de Alianza de El Salvador. Lindos recuerdos del Loco Adrián Rodriguez, arquero del Linqueño. Pero en Escuintla de Guatemala jugué con Norberto Pajarito Huezo, jugador y capitán de El Salvador en el Mundial de España 82 y que luego jugó en España, con quien tengo una gran amistad".

¿Cuál fue el mejor rival que enfrentó?
"Jorge Alberto González. Jugar contra el Mágico era algo increíble. Muchos partidos en contra, yo en Alianza y el en FAS. Tenerlo enfrente y jugar contra el era increíble".

¿Cuál fue el mejor DT que tuvo?
"Fueron dos: Hugo Manuel García, que me subió al plantel profesional en Quilmes. Éramos dos enfermos del cervecero. Y Elio Rodríguez dos Santos, fue DT y PF mío en Alianza. Un tipazo el brasileño".

Su etapa como periodista en radio
"Comencé como un hobby en FM Palermo en un programa hablando de Quilmes. Luego con Ezequiel Bas hicimos en Radio Punto 8 años. Luego con Gustavo Mura hicimos el Ojo de la Tormenta en Radio Latina y Telemax con un lindo staff. Y me prendió el bichito y acá en El Salvador ayudó a hacer radio con amigos".

¿Cómo fue su llegada a El Salvador?
"Vine como ayudante de Daniel Messina y estaba atento a detalles para achicar el margen de error y tener estadísticas de juego. Trabajar con defensores y volantes. Era nexo entre plantel y DT y nos ganamos el respeto".

El fútbol salvadoreño
"Vine como el jugador en el 93 y ahora nada ha cambiado. Hay sólo tres divisiones inferiores, jugadores con gran calidad pero que adolecen de conceptos básicos y debíamos trabajar mucho en eso que es parte del ABC. Por esto está relegado en América Central. Alianza es el único equipo que ha encontrado el camino y en CONCACAF fue eliminado por Monterrey y Chivas, ajustadamente.".

Su visión del fútbol de ascenso en Argentina
"No está valorado como debería. Antes salía cada monstruo, enganches, goleadores… como Pascutti, Colombatti, Leo Rodríguez. No me parece bueno que juegue entre semana. Me gustaba más el sábado día del ascenso y el domingo día de primera. Siempre ha nutrido equipos de primera división y siempre se trabaja en inferiores. Es mucho más probable que juegues en ascenso que jugar en un equipo grande porque muchos quedan tapados. Les mando un abrazo y gracias por acordarse".

José Galoppo (@josegaloppo)