C

Primera C / Noticia

El Azzurro está de festejo


Hace 62 años nacía Sportivo Italiano, o Deportivo Italiano, como era su viejo nombre y al que los tanos de ley les gusta llamarlo.

No es un día más para la Colectividad Italiana, no. Un día como hoy pero de 1955, se comenzaba a escribir el romance entre los italianos y nuestro fútbol argentino.

Corría el año 1950 cuando el Doctor Héctor Rossi, director del diario Corriere Degli Italiani, propone fusionar Italia y Argentina mediante el fútbol. Así nace la recordada Copa Fernet Branca, la cual integraban 6 equipos, algunos con nombres particulares como "Roma" o "Juventus", en honor a los grandes equipos del Calcio italiano. Dicha copa fue obtenida por "Roma" y desde allí, fue el punto de partida para el Fútbol Argentino y sus inmigrantes italianos, la historia comenzaba a escribirse.

El 7 de mayo de 1955 nace oficialmente la Associazione del Calcio Italiano In Argentina, quien en 1959 se afilió a AFA en la tercer categoría del ascenso, que en ese momento era la Primera D, bajo el nombre de ACIA y debuta un 16 de mayo del corriente año en la vieja cancha de Justo José Urquiza.

Ese año también recibe la visita de la Selección de Italia con quien disputa un amistoso en cancha de Boca. El resultado de ese encuentro quedó como una anécdota, ya que el ACIA cayó derrotado por 1-0.

Un año después asciende a Primera C ganando su primer campeonato de la historia y consecutivamente en 1962 se adjudica el Torneo de Primera C y asciende a Primera B. En su paso, que por ese momento era la segunda categoría del fútbol argentino, el Tano clasificó tercero en su zona y jugó el Campeonato Promocional de 1967, que lo ganó con 3 puntos de ventaja.

En 1968, pierde los terrenos que tenía adjudicados en Parque Almirante Brown y el club compra 3 hectáreas en Bella Vista donde construyó su nueva cancha, de allí proviene gran parte de la historia de Italiano y donde se vivieron momentos que quedaron marcado a fuego en el camino del Azzurro. Tras descender nuevamente a la Primera C, gana el torneo por segunda vez y vuelve a Primera B en 1974. Cuatro años más tarde, precisamente un 7 de julio de 1978, otro acontecimiento importante quedó grabado en la historia del Tano, se fusionó con la Sociedad Italiana de Vicente López y pasó a llamarse oficial y jurídicamente Deportivo Italiano.

Años después realiza lo que fue su mejor campaña con la obtención del Torneo Apertura de Primera B de 1986, ascendiendo por primera y única vez hasta el momento, a la máxima categoría del fútbol argentino. Los Azzurros lograron el pase a Primera División mediante un octogonal eliminando a Tigre y Banfield, y en la final, venciendo a Huracán a quien condeno a descender a la segunda categoría por primera vez en su historia.

Pero el sueño de Primera duró poco, ya que Italiano no realizó un buen torneo, donde sólo ganó 6 partidos, perdió 21 y empató los restantes 11 encuentros, por ende, finalizó último y se vio condenado a volver a Primera B Nacional.

Ya en 1989, Deportivo Italiano fue invitado a participar de la Copa Carnevale que en ese entonces se disputaba en Viareggio, Italia. El club tuvo el lujo de contar en su plantel para esa gira con grandes jugadores como Dario Franco y nada más y nada menos que Gabriel Batistuta, quien es ese entonces, vestía los colores de Newell's Old Boys. En dicha Copa, el Tano quedó eliminado invicto en cuartos de final por penales.

Durante ese año obtuvo los terrenos de Ciudad Evita donde construyó cuatro canchas, vestuarios y una sala de reuniones. Entrando en la década de los 90, el club entró en una crisis económica importante, y se vio obligado a vender los terrenos de Bella Vista, donde tenía su estadio.

En la temporada 1994/95 desciende a Primera B Metropolitana y al siguiente año gana el Torneo Apertura y disputa una final con Almagro, campeón del Torneo Clausura. La victoria para los Tanos la consigue en el tercer partido desempate disputado en cancha de Platense, y se consagra Campeón de la Temporada 95/96 de la B Metropolitana y asciende a la B Nacional una vez más.

Italiano afrontó una nueva crisis bajo la presidencia de Salvador D'Angelo en 1997, donde al club se le embargó todas las cuentas bancarias. Pese a esto, el Tano comenzó la construcción de su nueva casa en Ciudad Evita. Al año siguiente, nuevamente vuelve a descender a la B Metropolitana.

En la década del 2000, los Azzurros volverán a marcar su historia, ya que en 2003 los dirigentes piden a la Inspección General de Justicia cambiar el nombre por el de Club Sportivo Italiano, el cual fue otorgado con éxito y es el que hasta el día de hoy lo acompaña.

Otro momento memorable fue la inauguración de su actual estadio ubicado en Ciudad Evita, partido de La Matanza. Fue el 10 de octubre de 2005 ante 7500 espectadores. Tras pasar varios años alquilando otras canchas para ejercer de local, el Estadio República de Italia era el flamante hogar de Sportivo Italiano. La cancha cuenta con plateas, una popular, una tribuna visitante, 8 cabinas de transmisión y un palco de autoridades.

Ya en estos últimos años, el Tano fue campeón del torneo de Primera B Metropolitana en 2009 con dos fechas de anticipación y logra el ascenso a la Primera B Nacional tras vencer a Flandria de local. En el año 2010, vuelve a la B Metro donde jugó hasta la temporada 2011/12, donde perdió el partido por la promoción vs Central Córdoba y descendió a la Primera C. El 17 de mayo de 2014 se consagró Campeón del de Primera C donde logró el ascenso a la B Metropolitana venciendo a Defensores Unidos de Zarate. Y nuevamente en 2015 desciende a la Primera C, torneo que disputa hasta estos días.

Su clásico es Deportivo Español, rivalidad que se conoce como "El Clásico de las Colectividades". Ambos equipos disputaron 52 partidos. Con 19 encuentros ganados lidera Italiano el historial, mientras que Español triunfó en 17 oportunidades y tienen 16 empates.
Así es como Sportivo Italiano transitó estos 62 años de vida por el Fútbol Argentino, alternando buenas y malas, pero con el sueño latente de volver a primera, y por su puesto de volver a sus raíces que lo vieron crecer gran parte de su historia, el deseo de volver a Bella Vista.

Florencia Flores (@FlorF_87)