PB

Primera B / Cobertura

El gallo cantó campeón


Deportivo Morón le ganó 2 a 1 a Platense, se consagró campeón de la B Metropolitana tras 27 años de sequía y jugarán en la B Nacional después de 17 largos años. Rodrigo Díaz y Javier Rossi marcaron en la primera etapa ante un marco de público espectacular. El Calamar, sin embargo, culminó una mala campaña, lejos de los puestos de Reducido.

Era el año de Morón. Se le tenía que dar, no había otra chance y por suerte, un 6 de junio, volvió a gritar campeón. Con un Nuevo Francisco Urbano repleto, festejó el retorno al Nacional B después de su efímero último paso en 1999/00. El llanto de los referentes y de Walter Otta denotó el desahogo de un pueblo que alcanzó el objetivo con trabajo y sacrificio.

Cómo se esperaba, el Gallo tomó rápidamente el dominio y lo quiso liquidar de entrada, sobre todo, con un jugador estandarte. Rodrigo Díaz armó la jugada que derivó en el tiro libre que sería crucial; el Rengo acomodó la pelota, se perfiló para la derecha y ejecutó de manera fenomenal el remate que se clavó en el ángulo del palo que cubría la barrera. 1 a 0 que desató el delirio del Oeste. Ante un Platense golpeado, el local se hizo más fuerte y con ayuda de ese cuarteto ofensivo tremendo -Akerman, Nico Ramírez, Rossi y Rengo Díaz-, fue por más.

Diez minutos más tarde, con los cánticos de "Vamos a volver" y "El Gallo se va de la B", el Bicho Rossi, tras una jugada por izquierda y centro al área chica, definió desde el sueño y puso el 2 a 0 que en ese tramo, aún faltando mucho, parecía lapidario. Y al tener la ventaja de dos goles, el dueño de casa aflojó la marcha y dejó que Tense se animara y tomara el balón. De la mano de Agustín Palavecino, el conjunto de Saavedra tomó iniciativa y llegó al arco de MIlton Álvarez pero sin causar mayores estragos. José Vizcarra estuvo bastante activo y ayudó a los volantes en la generación de juego, mas quedó lejos de área para convertir el descuento y generar algo más.

PLatense culminó mejor el primer tiempo, hizo trabajar al 1 de Morón y la defensa se vio asediada por momentos, pero resolvió bien en la mayor parte de las ocasiones. Por cuestiones tácticas, Omar Labruna sacó al lateral Emmanuel Carreira y puso a Luis Quiroga. El Popy sería crucial en el complemento en cada ataque y además, marcaría el único tanto, sin embargo nada pudo hacer ante un local sólido. El Gallo estuvo tranquilo, sin sobresaltos ni desesperación, pero se le vio venir un cambio en la visita que lo hizo levantarse.

Con el ingreso de Quiroga y los cambios rápidos en ofensiva, comenzó a molestar a Morón y se aproximo más al arco, con disparos que ya no fueron tan desviados y Álvarez tuvo que responder con exigencia en los centros frontales y disparos de media distancia. La mala puntería no mejoró, algo que fue la piedra en el zapato del Calamar. Pero tuvo su premio, Quiroga estampó el mismo golazo que Díaz, desde el mismo lugar y con la misma pierna, cosa que sufriría el anfitrión. Una tras otra las jugadas del Rengo Díaz embelezaron al público y casi determinan el tercer tanto, con una jugada de Matías Pardo, quien en vez de cederla a Rossi, Pichín se animó y remató al cuerpo de Mastrolía.

Final y alegría en el Oeste, con el campeonato, los jugadores abrazados y llorando, un entrenador que desde los cinco minutos estuvo con lágrimas y un pueblo que se desahogó u jugará otra vez en la segunda categoría del fútbol argentino. ¡Salud, campeón!.

PARA DESTACAR
La gente: Unas 27000 personas, casi completo el estadio Nuevo Francisco Urbano, quienes dieron un concierto alucinante. Papelitos y hubo rojiblanco en el recibimiento, cantos de volver al Nacional y un futuro ascenso a Primera -ya jugaron allí- y ovaciones para Rengo Díaz, Damián Akerman y Javier Rossi, lo ídolos del club. "Que de la mano, de Walter Otta, todos la vuelta vamos a dar". eterno agradecimiento a los jugadores y al cuerpo técnico. La nota mala, incidentes en la entrada, con palos por parte de la policía y gases lacrimógenos para que no se metieran sin entrada o en sectores en los cuales no debían por no tener el ticket correspondiente, pero el final se llevó con notable tranquilidad y festejo. Como curiosidad, estuvo el Kun Agüero en el palco principal, viendo a su hermano Mauricio Del Castillo.

Federico Guerendiain (@fedegueren10)

Ficha del partido

1

  1. 1E. Mastrolia
  2. 2L. Talamonti
  3. 3G. Mannino
  4. 4E. Carreira
  5. 5M. Conicelli
  6. 6G. Toranzo
  7. 7D. Leguiza
  8. 8F. Lorefice
  9. 9J. Vizcarra
  10. 10A. Palavecino
  11. 11P. Rodríguez
  12. DT Omar Labruna

2

  1. 1M. Alvarez
  2. 2V. Perales
  3. 3N. Martínez
  4. 4C. Broggi
  5. 5C. Lillo
  6. 6E. Mayola
  7. 7R. Diaz
  8. 8E. Giménez
  9. 9D. Akerman
  10. 10N. Ramírez
  11. 11J. Rossi
  12. DT Walter Otta

Suplentes

  1. 12A. Desábato
  2. 13A. Reta
  3. 14F. Cabral
  4. 15J. Mozzo
  5. 16L. Quiroga
  6. 17C. Zarco
  7. 18N. Lugli
  1. 12N. Angelotti
  2. 13M. Jerez
  3. 14N. Minici
  4. 15D. Toledo
  5. 16L. Guzmán
  6. 17M. Pardo
  7. 18M. Del Castillo
Estadio
Nuevo Francisco Urbano
Arbitro
Yamil Possi
Asistentes
Raúl Tello y Cristian Colonesse // 4to árbitro: Jorge Broggi
Público
27000 personas
Figura
R. Diaz

Platense

Goles
41´ST Luis Quiroga
Cambios
35' PT E, Carreira por L. Quiroga
14' ST N. Lugli por M. Conicelli
25' ST F. Cabral por G. Mannino
Amonestados
Emmanuel Carreira
Fernando Lorefice
Expulsados
No hubo

Dep. Morón

Goles
5´PT Rodrigo Diaz
10´PT Javier Rossi
Cambios
15' ST M. Pardo por D. Akerman
28' ST L. Guzmán por N. Ramírez
34' ST D. Toledo por R. Díaz
Amonestados
Nicolás Martínez
Cristian Lillo
Expulsados
No hubo